Un piso blanco y lleno de luz ayuda a tus sillones

Para este día de fiesta les presentamos una vivienda gris, pero en absoluto aburrida o triste. Muchos ejemplos hemos visto ya donde el gris es usado como único color decorativo en distintas tonalidades. Salvo alguna excepción (un armario azul en la entrada y tostados en el dormitorio) el gris es el color dominante en este piso, junto al blanco y detalles color madera, combinación elegante y relajada donde las haya.

 

Los grandes ventanales proporcionan mucha luz natural, que crea esos ambientes tan serenos al tocar el gris. Mobiliario ligero y funcional, con muchos recursos de almacenaje. A destacar la preciosa encimera de madera gruesa en la cocina en contraste con los muebles blancos y el fregadero de porcelana.

Combina tu sofá y sillónes con toda la decoración de tu casa y obtendrás un espacio súper hogareño.

share post to:

Leave A Comment

Your email address will not be published.