Muebles usados, nuevos o a la medida: ¿qué es mejor para tu presupuesto?

Menken 1.3

Elegir los muebles para tu casa es una decisión complicada, especialmente cuando pretendes cuidar tu bolsillo sin perder calidad. Indudablemente, los muebles de uso rudo representan un gasto significativo que la mayoría de las veces es subestimado, por lo que optamos por el precio más bajo y sacrificamos la eficacia, por lo mismo es importante comparar antes de aventurarnos a comprar uno.

Te presentamos las ventajas y desventajas entre muebles nuevos, usados y hechos a la medida:

Muebles usados

Ventajas: el precio de los muebles usados es menor que los nuevos; puedes encontrar ofertas de piezas de diseñador que realmente valen la pena, porque son únicas y de alta calidad; también puedes hallar modelos que quizá ya fueron descontinuados de las tiendas.

Desventajas: aunque el precio es bajo, no varía significativamente con el de los aparadores. Los muebles pueden aparecer en las fotografías con ciertas características que, cuando los ves “en vivo y a todo color”, no poseen, especialmente cuando son sillones o sofás de pieles que necesitan cuidados específicos; la mayoría de las veces los dueños no te dejan ver el producto antes de comprarlo. Otra complicación es recogerlo, ya que la mayoría de los vendedores no tienen la opción de enviarlo, lo que a fin de cuentas puede resultar incómodo y costoso.

Muebles nuevos

Ventajas: tendrás muebles recién salidos de fabrica, que no necesariamente son muy costosos; existe una gran variedad de tiendas que ofrecen muebles de mediana calidad a precios accesibles y que se adecuan a las tendencias de la decoración de interiores de tiendas costosas. Puedes adquirir versiones económicas de modelos finos, para estar a la moda. Si acudes a una tienda departamental, quizá te ofrezcan la opción de meses sin intereses al pagar con una tarjeta de crédito o incluso dinero en la tienda, con el que podrás comprar detalles para complementar la decoración de tu hogar.

Desventajas: los muebles de tienda son fabricados masivamente, por lo que siempre tendrás los modelos genéricos de la mayoría. Pueden ser económicos pero si quieres un mueble que te dure al menos cinco años tendrás que pagar un precio alto. Y si los muebles tienen fallas de fabrica, es difícil que la tienda se haga responsable, así que te tocará a ti pagar por la reparación; finalmente, el envío puede ser tardado, pues probablemente la fábrica está fuera de la ciudad y lo puedes recibir mucho después del tiempo esperado.

Muebles a la medida

Ventajas: los muebles a la medida son quizá la mejor opción, pues puedes elegir desde el diseño, el tamaño, hasta el material y el color. Si quieres, los diseñadores te dan asesoría para que tu mueble no solo se ajuste a tus gustos sino también al estilo y la ambientación de tu espacio. Son piezas únicas, de alta calidad, fabricados por profesionales del diseño. Cuando mandas a hacer un mueble, tú eres parte del proceso creativo y si hay una falla, los diseñadores la corrigen. Ahora existen sitios de internet donde puedes comprar muebles personalizados.

Desventajas: El costo puede ser elevado, pero a la par de muebles de tienda. La fabricación demorará más tiempo, pues se hace detalladamente y probablemente el cliente deberá acudir a los encargados varias veces, si no está a gusto con el producto.

share post to:
Author
Escribir comenzó como un gusto y se transformó en mi trabajo. Actualmente lo hago en una agencia de publicidad, pero no importa dónde esté, basta con encontrar un material en el que pinte mi pluma para hacer lo que me gusta.

Leave A Comment

Your email address will not be published.