Consejos para decorar tu primer hogar sin gastar tanto

Cuando te mudas a tu primer hogar, es complicado decorarlo a tu gusto, porque no tienes el presupuesto necesario para hacer los cambios que quieres ni el tiempo para detalles muy elaborados.

Sin embargo, no necesitas mucho dinero ni días para personalizarlo de manera armónica y creativa.

Aquí te damos algunos consejos fáciles para darle un toque sofisticado y artístico a tu nuevo espacio:

Pinta las paredes. Pintar una pared de tu casa o departamento, ya sea de la sala, el comedor o incluso de tu cuarto, puede transformar completamente el espacio. No elijas colores puros (rojo, amarillo, verde), siempre es mejor tener alguna tonalidad, pues no cansa tan rápido y crea un mejor ambiente.

Si tu espacio es pequeño, te recomendamos poner tonos oscuros, ya que dan la idea de amplitud, mientras que para espacios amplios son mejores las tonalidades claras. Piensa en tu carácter cuando escojas el color; lo importante es que te sientas a gusto.

Para lugares cálidos siempre son mejores las tonalidades frías (azules o grises), mientras que para espacios fríos son mejores los tonos cálidos (rojos, naranjas o amarillos).

Un mueble clave. Los muebles implican un gasto fuerte, especialmente cuando son de uso pesado como sofás, pero definitivamente vale la pena invertir en uno de buena calidad, para que dure al menos cinco años. Si compras sillones de mala calidad tendrás que cambiarlos seguido y al final gastarás más.

Hay muchas opciones de sofás, pero nosotros te recomendamos que adquieras uno a la medida de tus espacios y gustos, con la forma, la tela y el color que elijas. Si tu presupuesto es limitado, sofamatch.com te ofrece hasta 12 meses sin intereses para que pagues en mensualidades y no sientas el gasto fuerte. Es importante no escatimar en este tipo de adquisiciones, pues se trata de la comodidad de tú hogar.

Detalles. Los detalles atractivos de decoración pueden lograrse a partir de cosas simples como materiales naturales o reusables que pueden ser acondicionados. Por ejemplo, troncos de diferentes tonalidades y tamaños pueden convertirse en mesitas para la sala o para tu cuarto, espacios en los que puedes colocar una lámpara de cama, floreros o el teléfono que le darán un toque rústico contemporáneo a tu hogar. Escaleras o cómodas viejas pueden ser pintadas con alguna tonalidad acorde al estilo de tu casa y puedes utilizarlas como libreros; no importa que estén deterioradas, la pintura las convertirá en piezas modernas y únicas.

Iluminación. La iluminación de cada espacio es fundamental. Puedes cambiar por completo la energía y ambientación de la sala, el comedor, la terraza o tu cuarto con solo agregar una lámpara o incluso una serie de luces.

Puedes crear lámparas con objetos fuera de uso como: cazuelas, sombreros, cafeteras, macetas o incluso botellas de vino, que se convertirán en un adorno auténtico y funcional, especialmente durante los momentos que necesitas una luz tenue para relajarte. Iluminar espacios de poco uso, como barandales o paredes con series de luces acomodadas de distintas formas le darán a tu nuevo hogar la ambientación romántica perfecta.

Flores. El arreglo floral funge como componente final de la decoración, pues sin ningún esfuerzo le dará vida a cada rincón de tu espacio. No tiene que ser ni muy exuberante, ni muy sencillo, un arreglo modesto con el tipo de flores que más te guste, en colores que combinen con las paredes o los muebles, invadirán de energía natural y colorida tu primer hogar.

Por: ComparaGuru.com

Author
Escribir comenzó como un gusto y se transformó en mi trabajo. Actualmente lo hago en una agencia de publicidad, pero no importa dónde esté, basta con encontrar un material en el que pinte mi pluma para hacer lo que me gusta.